Casting

Martín Rodas “El Anacronista”

Soy fundador y miembro único del Club de Corazones Solitarios del barrio Hoyo Frío de Manizales. En mi calidad de presidente, secretario, tesorero, fiscal y vocal, he decidido por mayoría absoluta en la asamblea general de “socio” modificar los estatutos para que no se admitan más integrantes.

Martín Rodas

Las montañas que circundan esta región privilegiada tienen la magia de la tierra ancestral y el paisaje evocador. Por doquier encontramos rutas que nos brindan el asombro permanente por lo imprevisible de su topografía y la riqueza de la flora y la fauna. 

Martín Rodas

Mauricio Zuluaga es un artesano que tiene su “parche”, Artesanías Zetaz, en la esquina de la avenida Santander con calle 59. Es un hermoso sitio que rebosa de las creaciones que “Mao” produce con dedicación y esmero.


Martín Rodas

El  sábado 7 de julio se encendió por primera vez un fogón con leña pa`rato. La jornada comenzó temprano en La Galería de Manizales, con la complacencia del gerente don Justo.

Martín Rodas

El Universo huele a pecueca. Esta es la asombrosa conclusión a la cual se llega después de leer la nota que escribió un científico de la Nasa publicada en el diario El Tiempo por estos días y en la cual explica a qué huelen los objetos enviados al espacio después de su regreso a la Tierra.

Martín Rodas
Acaba de pasar, y casi ni me di cuenta, el Festival de Teatro de Manizales. Esta vez no transitó por las calles y los parques con la contundencia de años anteriores, cuando de verdad era una fiesta hermosa y telúrica. Sólo observé a la entrada de las pocas funciones en el Teatro Fundadores, unos bichos de Ecopetrol que hacían campaña publicitaria; nada que ver con el teatro.

Martín Rodas

La Manizales que me gusta siempre ha sonado a baladas, tangos, boleros, salsa y jazz. Mis recorridos por sus calles y barrios han sido como una eterna danza al ritmo de estas músicas ya clásicas y ancestrales, y mis huellas hacen eco del torpe “pasito tun tun” con el que me defiendo en todas las salidas que para azotar baldosa he realizado en la vida.

Martín Rodas

La antes denominada genérica y despectivamente “provincia” era esa región más allá de los bordes citadinos que contenía pueblos y montes habitada por “gentes” que “carecían de cultura”.

Martín Rodas

El hombre-máquina llega a la cima del Monte Vinson, en la Antártida, la montaña más alta de los dos polos, de casi cinco mil metros de altura, con una bandera en sus manos que furiosamente ondea el viento ensordecedor. El hombre-máquina la clava con violencia reclamando como suya una nueva proeza sobre la naturaleza. Sus pensamientos vuelan vertiginosamente, y en ese frenesí el mundo es absolutamente suyo.


Martín Rodas*

Lo que más me gusta del libro de poemas de Melba Inés Ospina Martínez es su título, “Palabras simples”, pues refleja exactamente la intención de la autora en su “ópera prima” al proponer un juego creativo hecho de palabras elementales que recrean su mundo entre lo onírico, lo real y un bien elaborado ritual contemplativo y espiritual.