Despedida de la Fundación Fellini

Fecha:
Dia:
Ninguno
Lugar:


Pablo Villa. Director
Hace 6 años comenzamos a trabajar con el firme propósito de fomentar la creación de una cinematografía local  que contribuyera a la evolución sociocultural de nuestra región y país. En Colombia, para los gobernantes el arte es un gasto más; para el grueso de la población, el arte es un lujo o  un mero entretenimiento,  y en otros casos,  esnobismo elemental. Esa es la cultura que hemos creado en esta joven república.


Como organización, en Fundación Fellini somos creyentes de que la ampliación de la sensibilidad de los individuos mediante la contemplación, la reflexión y la creación artística es fundamental para su progreso, para que sean ciudadanos comprensivos, honestos,  inteligentes, altruistas  y, para que puedan convivir en paz.
Cambiar al gobierno, cambiar las políticas, esa es la parte fácil. La difícil, es cambiar a la mayoría de las personas y ésta es la primer tarea que se debe hacer, es la tarea que emprenden los gestores culturales responsables. Nosotros lo intentamos; en este sexenio, fueron numerosos los talleres de realización, seminarios, charlas, proyecciones, cineclubes, manifestaciones, creaciones, ejercicios, cortometrajes, un largometraje, video clips, filminutos, trípticos, entre otras producciones. Con gran esfuerzo y mucho trabajo colaborativo logramos sacar nuestra labor adelante.
 Sin embargo, es mejor no engañarnos, ni engañar a la gente, lo que hemos logrado no ha  estado a la altura de nuestras expectativas, ni ha generado el suficiente impacto y como están las cosas, esta situación no parece que pueda mejorar en el mediano plazo.  La situación actual de la Fundación Fellini no es productiva ni sostenible, por tal motivo y con profunda tristeza, pensamos que la mejor decisión es el cierre definitivo de nuestra ONG.  Creemos que hemos sentado un precedente y que dejamos un legado que esperamos sea recogido por futuras generaciones.
Agradecemos de corazón a todas las personas e instituciones que nos tendieron su mano y nos ayudaron en estos años de trabajo. A las luchadoras y luchadores que siguen trabajando por el arte, la cultura y un mejor mañana, nuestra más profunda admiración y agradecimiento. Esperamos que sigan adelante con su importante tarea. El arte nunca morirá y el cine seguirá rodando.
 P.D: Nuestro canal y nuestras páginas seguirán abiertas como archivo y esporádicamente seguiremos compartiendo información de interés.
 Un adiós con un abrazo