Museo de Arte de Caldas. Retrospectiva Eva Clarens & Gustavo Villa

Fecha:
06 de Diciembre del 2017 - 06:30 pm
Dia:
Miércoles
Lugar:
Teatro Los Fundadores
 
Diego Escobar Correa. Curador
 
 
La primera retrospectiva de Eva Clarens & Gustavo Villa (profesores de la Universidad de Caldas) incluye un buen número de obras que dan cuenta de su trayectoria en el campo de la pintura por casi 25 años de práctica artística.  No es común encontrar una retrospectiva compartida,  pero el ejercicio artístico de Clarens y Villa lo amerita; ambos han recorrido el camino del arte desde su formación en el pregrado en Artes plásticas de la Universidad de Caldas; si bien, cada uno realiza un ejercicio autónomo en la pintura, comparten algunos intereses y criterios que ayudan a concretar su pensamiento sobre el arte y sus manifestaciones, algo que les ha permitido coincidir en  escenarios académicos y culturales a lo largo de su trasegar artístico. 
Esta es una exposición que muestra los vínculos de los dos artistas, los intereses, exploraciones y discusiones por la práctica pictórica. Los artistas mantienen una constante actividad en la pintura y en la investigación por la imagen, teniendo como base las complejidades estéticas que esta presenta, tanto en la plástica tradicional como en la experimentación fotográfica y las instalaciones interactivas.  
Eva Clarens mantiene un interés por las imágenes cotidianas, aborda aquellas que son transmitidas por los distintos medios de comunicación, y mira con gran detenimiento aquellas que componen la historia del arte, siendo esta última de gran influencia en su creación pictórica. Al mirar detenidamente las múltiples piezas se encuentra allí un lugar privilegiado para el cuerpo. Este se hace visible desde diferentes frentes, fragmentados, místicos, eróticos, belicosos; todos estos cuerpos aparecen en escenas que integran características realistas y oníricas.  El artista crea circunstancias de juegos transcendentales con figuras que hoy son casi impensables que estén en la pintura, como los de guiños religiosos y mitológicos. 
Las pinturas de Gustavo Villa emergen de las relaciones con la literatura, y en captar la perturbación del hombre contemporáneo. Sus pinturas van más allá de la apariencia; su efectividad radica en el momento en que se acepta entrar al instante que viven; es allí, en esa naturaleza, donde se da el despliegue significativo de cada imagen. La pintura de Villa propone cuerpos que se ponen en la línea difusa de la realidad y la ficción, se va de un lugar a otro de manera instantánea. El pintor sitúa en sus imágenes  lo simbólico, lo místico, lo imaginativo y  lo sarcástico. 
Las imágenes pictóricas propuestas por estos dos artistas nos sitúan en las circunstancias de las sociedades actuales, responden a la inestabilidad de la vida diaria. De repente estas pinturas son estallidos que desconciertan porque no obedecen a la idea de belleza canónica, obedecen a la naturaleza de las colectividades contemporáneas, vulnerables, alienadas, desfiguradas, homogenizadas.  Diego Escobar Correa. Curador.